De “Reina de las Pulgas" a reina de belleza, ella perdió 30 kilos para ser miss

ver fotos

Este es el nombre artístico de Anais Osio, una joven de 22 años que se vino desde Maracay hace dos años con la ilusión de convertirse en este personaje

“Mijita, ¿cómo estáis?”, se escucha en la entrada de un conocido local nocturno en la ciudad, de la boca de Yosleida Yubiricsaida Yubiric Rincon Carruyo, "La Reina de las Pulgas". 

“Tuve que irme a Las Pulgas a conocerla, ver como la gente actúa y baila, mi manera de bailar la tomé de una indigente que lo hacía con la música de un carro, me costó tanto aprender que ahora cuando voy a bailar bien se me olvida”.

Tras divertir a sus visitantes, Anais decidió mirar más allá y se fue a Caracas para hacer un casting en el programa de Venevisión “A que te ríes”, sin pensar que su vida cambiaría al ser enviada, por su llamativa estatura, directo a la Quinta Miss Venezuela.

“Me puse mi traje de baño y me fui adonde Osmel, entonces me dijo que tenía que rebajar 30 kilos, que sino no iba a poder participar. Una de las anécdotas interesantes de ese día fue que una de las muchachas que estaba conmigo dijo que ella practicaba danza y practicaba ballet, y cuando yo dije que era estudiante de comunicación social y actriz de comedia, ella dijo: bueno yo les voy a hacer una demostración. Lo hizo ella y yo le dije ya va, Osmel, déjame ir al baño, fui un momentico y me cambié, y salgo vestida de ‘Reina de las Pulgas’, Osmel se quería morir, pero después dijo que eso era una verdadera miss, una mujer que podía ser muy elegante y que también podía ser muy humilde y muy sencilla”.

“Desde ahí me dijo que él no creía que de aquí a marzo iba a bajar 20 kilos, cuando fui hace tres semanas le dije: bueno no bajé 20, bajé 30 kilos. A punta de ejercicios, gimnasio y dietas, porque la disciplina es lo fundamental para poder lograr nuestra meta, si no tenemos disciplina no lo vamos a lograr, y ha sido un cambio en mi vida total, he aprendido a caminar, a maquillarme y a hablar (…) la gente no lo puede creer, porque ha sido un cambio drástico”, cuenta la joven entre risas.

El zar de la belleza quedó sorprendido con su perseverancia y le mandó a hacer unos ‘retoquitos’ en el busto, pero un problema cardíaco habría alargado su espera, pues al no poder realizar la operación, será dentro de un año cuando participe en la gala de la belleza.

“Me tienen que hacer una intervención cardíaca de emergencia, entonces vamos a hacer ahora una campaña, el tiempo de Dios es perfecto no sabemos qué va a pasar a lo mejor termino en las pasarelas internacionales, quizás voy a ser un ‘boom’ como fui con el personaje”.

Para esto, realizará la campaña “Sin senos también hay paraíso” con el que recogerá fondos para la cirugía y con la que “busca que las jóvenes que no puedan una operación también vean que pueden ser bellas sin necesidad de ir a un quirófano”.

“Vamos a impulsar a las mujeres naturales, el año que viene, cuando yo vaya quiero ir natural para que vean que una mujer sencilla y natural también puede ser una digna representante de la belleza”.

“No es solo decir bajé los kilos me voy al miss, exige mucho, aprender a desenvolverte, aprender a hablar. La gente quizá no puede entender que exige más de uno, tienes que estar completamente preparado para hacer un buen papel, tenemos siempre que destacar y ser las mejores.

Me esfuerzo para que no solo mi estatura de 1.90 sea lo que llame la atención, sino lo que uno puede transmitir con su carisma, con su belleza”, reflexionó.

ver más de Primer plano con...
  • Fuente: Panorama
  • …y que lo sepa todo el mundo!